martes, 25 de julio de 2017

Escalando vías 'pendientes' en el Coll Roig y La Pastereta

El sábado habíamos quedado con Xacó para escalar en algún lugar que no nos 'torráramos' y hasta el último momento no nos acabamos por decidir, y como suele ser habitual, viendo las últimas previsiones de la meteo. Optamos por volver al 'Coll Roig', ya que aún teniendo orientación bastante soleada, el anuncio de aparición de nubes y el que el viernes por la tarde llovió, lo que provocaría un refrescamiento del ambiente.

Paramos a almorzar en Gombrèn y acabamos de planificar la jornada, optando por empezar por una vía abierta en octubre por los infatigables Joan Baraldés y Toni Alarcón:


Como la furgo de Xacó es alta, llegamos sin problemas al Coll Roig, encontrándonos al inicio de la subida final a una pareja de Manresa, que nos confirman que si aparcas el coche frente al Refugi de les Planelles la aproximación hasta el collado es de aproximadamente 30 minutos.

Panorámicas desde el Coll Roig

Había un par de vehículos aparcados, que al parecer estaban el la zona de la Ullets d'esmeralda. Aproximación rápida, de unos 10 minutos y como ya conocíamos la ubicación de la Derzu Uzala, la Malalts de roca está a 4 metros a su izquierda, siendo fácil identificar al verse a unos 3 metros de la base un puente de roca equipado con un cordino  y unos 4 metros más arriba también se ve un árbol con un trozo de cuerda lazado.

Empieza Xacó con el primer largo que va sorteando la vegetación y que en 30 metros nos permiten alcanzr la R-1 de dos parabolts, habiendo encontrado 7 cordinos (entre puentes de roca y árboles) y dos parabolts, el segundo de los cuales ya casi está junto a la R-1. El primer cordino Xacó considera que no es demasiado fiable y coloca un totem lila que queda a 'cañón'. Algún tramo aún requiere que se acabe de limpiar con el paso de cordadas. El paso más difícil se encuentra en la superación de un desplome (IV+ atlético).

El segundo largo sigue al inicio junto a una fisura que va superando una serie de resaltes hasta llegar a un tramo de placa donde está el tramo más difícil del largo (V), llegando a la R-2 de dos parabolts, habiendo encontrado un total de 2 parabolts y 6 cordinos equipados en puentes de roca y sabinas.

 El segundo largo desde la R-1
 En el segundo largo
 R-2 de Derzu Uzala
Bonito diedro de la Nil Marín

Desde la R-2 hay que hacer un cambio de reunión de 8 metros hacia la izquierda y por en medio de la frondosa vegetación para encontrar una curiosa reunión R-2 bis de un parabolt y un puente de roca del que cuelga una especie de columpio para pode tener los pies en un punto fijo seco, ya que por debajo hay bastante tierra inestable y algo húmeda.

R-2 bis

El tercer largo sigue un juego de canalizos, hasta llegar bajo un desplome que superaremos en diagonal a la izquierda entrando a un tramo de placa hasta llegar bajo una sabina y entrar a la R-3, de 2 parabolts, a los 30 metros, habiendo encontrado en el recorrido 4 parabolts, un taco (en uno de los canalizos) y 3 puentes de roca.


 Bonito tramo de canalizos al principio del 3er largo
... y balanceando en el columpio...

El cuarto largo resigue un diedro que a primera vista espanta algo ya que parece bastante 'guarro'. Después no lo es tanto, pero aún así, tienen que pasar muchas cordadas para acabar de limpiarse. El paso de inicio ya tiene mucha gracia , con pequeño desplome con regletas para superarlo entre medio de roca algo quebradiza. El diedro está protegido en sus 25 metros con un taco y siete  cordinos entre puentes de roca y sabinas y se puede complementar al gusto y encontrando una dificultad de V/V+. Advertir que casi llegando a la R-4 hay un gran bloque a la derecha del diedro que está en una posición inestable (a Xacó al subir de segundo se le movió). La R-4 como las anteriores, de 2 parabolts.

Finalizando el 4º largo
 R-4

Nuevamente toca hacer un cambio de reunión, esta vez caminando unos 20 metros, primero en línea recta hasta llegar a la base del último resalte, y luego hacia la izquierda. Se puede utilizar como reunión alguna de las sabinas o árboles que hay en la base.

Accediendo a la R-4 bis

Hay un primer parabolt para superar un desplome inicial, con un paso duro si se sale recto de el, pero si se observa que el siguiente seguro es un cordino en una sabina a la izquierda, veremos que haciendo el paso en diagonal a la izquierda del mencionado parabolt es mucho más fácil. Después sigue una serie de placas hacia la derecha hasta llegar hasta una especie de collado a partir del cual nos desplazaremos hacia la izquierda para llegar a la base de una técnica fisura, junto a la que hay emplazados 3 parabolts y un taco. Aunque el primero puede ser interesante de chapar, los otros dos se pueden prescindir de utilizar, como hizo Xacó e ir colocando flotantes al gusto. Tramo atlético pero de buena roca, llegando a los 25 metros a la R-5 de dos parabolts con argolla para rapelar. En el largo encontramos 5 parabolts, 3 cordinos y un taco casi al final de la fisura. La dificultad podría rozar el 6a, aunque no es obligado.




 Progresando en el 5º largo
 Tramo de la fisura 
 Vista superior de la fisura
En el rápel

Con un rápel de 25 metros hacia la izquierda de la vía, nos deja en la canal de descenso de todas las vías que llegan a la parte superior de la pared, y de ahí volvemos nuevamente hacia la base de la pared. En la guía la vía Nil Marín está marcada como de tres largos y pudiendo enlazar con la Derzu Uzala y nos pareció una buena idea escalar los dos primeros y rapelar, ya que el sol parecía que comenzaba a apretar. Después descubrí que la reseña original los dos primeros largos que marca la guía, se hacían en uno solo de 50 metros:


Se anima Xacó a comenzarla y a pesar de advertirle que según la guía, comparte la R-1 con la Només hi ha que funcionaris i jubilats, no la ve y acaba enlazando los 50 metros, que discurre la primera parte por placas y superando un desplome y la segunda por un atlético y vistoso diedro, encontrando 12 anclajes químicos en su recorrido y pudiendo poner, si se desea, algún flotante para reforzar.

Este primer largo de vía, a diferencia de la anterior, es de roca excelente de principio a fin y nos sirvió para acabar de redondear una buena matinal.


 Un par de imágenes del 1er largo de Nil Marín
 Desde R-1 Nil Marín y de izquierda a derecha: Malalts de roca/Derzu Uzala/Només hi ha que funcionaris i jubilats
Al bajar vemos una cordada en la parte superior de la pared

Para el domingo inicialmente había quedado con Jordi F. para escalar una vía que teníamos pendiente los dos y que fue la primera abierta en Montserrat después de la moratoria por el infatigable Joan Asín y que se la dedicó a su padre:


Finalmente se nos unió al plan Montse y ya acordamos que al ser vertiente oeste era una buena opción para estos días de tanta calor. Paramos como es habitual en el Bar Anna y al entrar lucía un buen sol, pero mientras tomamos unos cafés, la cosa fue cambiando y al salir para dirigirnos hacia la Vinya Nova, el cielo estaba muy cubierto y con un aspecto de que podría traer lluvia.

Aparcamos y a pesar de todo decidimos efectuar la aproximación. Después de pasar el Serrat Inferior d'en Muntaner y cuando ya tenemos a la vista La Pastereta, empieza a caer alguna gota que otra y empieza a 'cundir el pánico', pero persistimos hasta llegar al pie de vía. Mientras me como el bocata, parece que la cosa no va a mas, pero sigue muy tapado.

 La meteo no parecía acompañar...
Punto aproximado del inicio de la vía
¿Nos acabaremos mojando...?

Hasta tal punto lo veíamos negro, que incluso en plan 'jocoso' nos hicimos una foto a pie de vía pensando que era la última actividad antes de que empezara a llover:

 El único parabolt del primer largo sirve para marcar el recorrido
 Dicen que a mal tiempo, buena cara...
Jugando con un totem a pie de vía..

Al final se decide Jordi a arrancar y con precaución va subiendo, primero por placa tumbada (IVº), hasta llegar al resalte donde se encuentra el parabolt mencionado y con un paso atlético de V se supera accediendo después a un tramo de roca suelta antes de acceder a una zona herbosa, donde encontraremos un árbol con unos cordinos y maillón, donde se puede montar la R-1. Jordi prefiere seguir un poco más a la derecha y monta reunión en otro árbol, a unos 40 metros, con la ventaja que estamos fuera de la línea del segundo largo, por si cae alguna piedra.

 Jordi en el tramo inicial...
...y superando el resalte de Vº...

Subimos y nos reunimos con Jordi y ya vemos el recorrido del segundo largo, que en nuestro caso marca una gran diagonal a la izquierda hasta llegar a un primer clavo con un cordino que permite su visualización. Estando en la reunión vemos que en la Vinya Nova hay mucho revuelo, suponemos que debido a algún accidente, ya que vemos llegar a los bomberos y al helicóptero del GRAE.


Vinya Nova y el helicóptero de los GRAE en sus cercanías

Sigue Jordi y después del clavo (IV/IV+) se va enderezando la pared, y en línea recta encontramos un par de parabolts, desplazándonos después hacia la izquierda donde encontramos otro par de parabolts y después con un tramo bonito de bavaresa (Vº), para después encontrar un tramo de roca a vigilar, llegando a una sabina con un cordino a partir de la cual ya por terreno más fácil (IVº) nos marcaremos una pequeña excursión hasta llegar a los 30 metros la R-2 de dos parabolts.

 Jordi iniciando el tramo más vertical del segundo largo...
 ... y accediendo a la bavaresa...
 ... y empezando la 'excursión' hasta la R-2...
 Montse en el clavo del 2º largo
... y después de la bavaresa, vigilando la roca...


Montse y Xavi entrando a la R-2

Cambiamos cuerdas y tomo el relevo con el largo en el que más atención hay que prestar a la calidad de la roca. A pesar de que se ha saneado, si te sales un metro del 'buen camino' hay numerosas llastras que pueden saltar.

Se inicia en dirección a una sabina con un cordino lanzado y por no mirar la reseña, pasé por su derecha por una fisura bastante descompuesta y sin ver clara la continuación. Cuando ya llevaba un rato me fijo que un poco por debajo y a la izquierda había un parabolt, lo que ya me hizo pensar que hubiera sido mejor desde la sabina seguir por su izquierda. A unos 5 metros veo otro parabolt al que me voy acercando sorteando rocas inestables, pero si vas buscando bien vas encontrando buenos cantos.

Desde aquí ya se ve hacia la izquierda un puente de roca y un clavo y se accede a una repisa con otro parabolt, donde ya se ve el tramo más peliagudo del largo para evitar un tramo herboso y con mucha tierra, encontrando otro parabolt por debajo del 'matojin'. Aquí me equivoqué al seguir marcas que cruzaban por en medio de toda 'la selva'. Después Montse y Jordi descubrieron que había otro parabolt (al que se accedía por la roca sin tener que pisar tanta tierra). El último tramo conduce a unas viras ascendentes de tierra y se llega a un bloque, que una vez superado se alcanza el árbol con un cordino lazado donde se ubica la R-3.




Xavi progresando en el 3er largo
R-3

Sube Montes y pasa con cuidado de no estornudar, por el mismo tramo que he subido yo y después Jordi ya sube por donde es mejor hacerlo y ya entran a la reunión. Es un largo que aunque técnicamente no pasa de V°, mejor no ponerse nervioso...

 Montse en el inicio del 3er largo...
... y en la parte central...
 ... y cruzando la 'jungla' y señalando donde estaba el parabolt que no ví...
Montse y Jordi en el tramo final dl 3er largo

Sigo con el 4° largo hacia un parabolt alejado, encontrando previamente un clavo algo escondido. Aunque desde la reunión tenía aspecto de ser un largo con roca dudosa, la realidad es que está bastante bien (IV+/V). Siguiendo recto se encuentran dos sabinas con cordinos lazados y ya siguiendo por placas tumbada y sorteando alguna llastra se alcanza una repisa con dos sabinas con una serie de cordinos que las enlazan, donde se monta cómodamente la R-4 a unos 35 metros.

Xavi iniciando el 4º largo
 Asegurando desde la R-3...
.. y Montse y Jordi acabando el 4º largo
Desde la R-4 sector izquierda de La Pastereta: Anoiram/Viatge apatxe/El Kraken/Stargate

En el bar Anna nos hemos encontrado a Lluís N. que nos comentó que cuando la escaló desde esta R-4 prescindieron de hacer el último largo y fueron a buscar el final del Diedre Bonington y en dos rápeles estaban de nuevo en la base de la pared. Pero viendo que nos faltaba algo si no hacíamos este largo, sigo y acabo con el quinto largo que tiene un tramo inicial de IIIº por placa tumbada para acceder al último resalte antes de llegar a la arista cimera y donde encontramos un parabolt para proteger el atlético paso de IV+ que hay que superar, sobre buena roca, aunque después hay que vigilar los últimos metros que conducen a la R-5 en un árbol, a los 30 metros.

Xavi superando el resalte final del 5º largo...
... y Montse saliendo del parabolt...
Superando el último resalte con el Frare Baix del Clot de la Mònica a su derecha...
...y llegando a la R-5...
Foto final vía
Las nubes han desaparecido casi por completo..

El cielo se ha despejado y hablando de las opciones para bajar, acabamos decidiendo por hacerlo caminando, siguiendo la arista hasta llegar a enlazar el camino de marcas azules que desde Sant Joan baja de nuevo hacia el Clot de la Mònica. Es una opción más cansada, pero interesante si se quiere tener unas buenas panorámicas. Después descubrimos que había gente escalando por donde queríamos rapelar, así que creo que al final incluso fue mejor esta opción.


Y nos toca una buena subida por toda la cresta...
Y ya nos adentramos en La Plantació...
Desde el camino contemplamos el recorrido de la vía...
En primer plano la Placa Tótem y detrás La Pastereta
Panorámica desde la pista hacia la Vinya Nova

Volvemos a El Bruc para darnos un buen homenaje en Cal Anna y nos encontramos de nuevo con Xacó, que no quería salir en la foto...



En resumen un finde que empezó con muchas dudas y acabó siendo bastante interesante...






2 comentarios:

Jaumegrimp dijo...

Quin finde més complet ! del calcari millor que hi ha al Conglomerat delicat!
Quina tirada la primera de la Nil Marin eh! el diedre final és punyetero, et fa treballar...
La Tomasin és molt Tomasín! no és una via per principiants no....cal mimar la roca i saber llegir molt be l'itinerari. Aquelles traces que vas trobar enmig de la vegetació en part són meves, hahaha en aquest tram hi va haver una caiguda amb rescat inclós i des d'aleshores el Joan hi va posar el bolt que no vas veure.

Xavier Díez Mercero dijo...

Gràcies per la informació Jaume...